domingo, julio 17, 2005

SILENCIO

Las palabras
Se han vuelto caníbales
Y
Desde el preciso instante
En que se me paró la respiración
Andan masticándose
Dejando una lengua
Muda
De ti